Conecte con nosotros

Enigmas 2019

Los escabrosos sucesos en el Skinwalker Ranch

Enigmas 2019

Publicadas

en la

Diego Correa – SkinWalker Ranch

Rancho Skinwalker es un rancho del condado de Uintah en Utah (Estados Unidos), que registra una gran cantidad de actividad paranormal desde hace varias décadas, Diego Correa viene estudiando detenidamente los casos y tuvo la gentileza de dialogar con “Enigmas 2019”.

“Es un predio, una finca, de aproximadamente 194 hectáreas, en las que hay registros de actividad tanto ufológica como paranormal desde el 1800. Obviamente cosas de esa época no están documentadas, pero se comenta, boca en boca, que se vienen dando desde esa época los sucesos extraños allí. Este caso explota, y se hace conocido al mundo, porque desde los años 50 hasta 1999 no tuvo un dueño fijo, y nadie duró mucho en el lugar. En el año 1994, quien en ese momento era el dueño de la casa, Terry Sherman, hizo un llamado a la famosa radio Coast To Coast, y relató ciertos acontecimientos vividos en el rancho. Todo ésto fue documentado en un libro llamado La caza del Skinwalker”, contó Correa.

“¿Qué pasaba en ese lugar? En primer lugar la quinta tenía cerraduras dobles en todas las puertas y ventanas, tanto las aberturas interiores, como las exteriores. Lo primero que les ocurrió a ésta gente que se les apareció un lobo gigante, cuando llegaban una noche. Un animal que se dejó tocar. Le dispararon con una Magnun 357, y al parecer las balas no lo penetraban. Le dieron unos cuantos disparos con una escopeta de calibre mucho más grande, y recién ahí a penas el animal se retiró, hasta que se desvaneció. Por éste tipo de criaturas es que a éste lugar lo bautizan como las pieles caminantes”, sostuvo.

“Se dice que Los Navajos, una tribu local que no pudo quedarse con las tierras, lanzaron una maldición sobre el territorio. Éstos animales serían manifestaciones similares a los nahuales de la cultura mexicana. Además, se vieron en el lugar algo parecido a portales voladores, naves triangulares, mutilación de ganado. Uno de los episodios más importantes relata que cae una especie de hippie, con un mambo místico, que entró pidiendo conocer la propiedad y un lugar para meditar. El tipo eligió un lugar, se sentó, empezó a meditar y mientras meditaba pudieron ver una figura humanoide translúcida, que se acercó al hippie, le rugió como un león, y el hippie se asustó tanto que abrazó al dueño de la propiedad, lloró, y se fué”, contó, en otro tramo, Correa.

Para escuchar la nota completa hacé click en el audio que encabeza el artículo.

Continuar leyendo
Clic para comentar

TENDENCIA